La Opinión Popular
                  19:34  |  Sábado 24 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
"La realidad es la del tarifazo. La realidad es la de la cantidad de gente que se está quedando sin trabajo.” Adán Bahl, Vicegobernador de Entre Ríos
Nacionales - 08-08-2009 / 10:08
CUMPLE 80 AÑOS EN SEPTIEMBRE Y SOLO DESEA CONOCER A SU DESCENDIENTE ANTES DE MORIR

Carta de una Abuela a su nieto desaparecido

Carta de una Abuela a su nieto desaparecido
La carta de Sonia. Foto Veintitrés
Transcribimos una carta pública que esta semana comenzó a circular por Internet. La autora es Sonia Torres, fundadora de las Abuelas de Plaza de Mayo de Córdoba, quien le escribe a su nieto o nieta al que busca desde el in­vierno de 1976, cuando le avisaron que su hija Silvina -de 21 años y ocho meses de embarazo, cuando la secuestraron- había dado a luz en uno de los centros de detención de la dictadura militar.
Próxima a cumplir 80 años, Sonia escri­bió este mensaje. Es una carta que conmueve y duele. La transcribimos con la esperanza de que llegue a ese nieto o nieta. Y también como un ho­menaje, que entendemos debe ser permanente, a nuestras Abuelas de Plaza de Mayo.
 
 
Querido nieto o nieta. Soy tu abuela Sonia. Hace tanto tiempo que estoy buscándote. Han pasado 33 años sin poder estar a tu lado en los momentos difíciles. Sin tu sonrisa, sin tus caricias.
 
Me imagino encontrar en tu mi­rada el reflejo de tus padres. Silvina y Daniel te pensaron y esperaban tu llegada con mu­cho entusiasmo.
 
Su compromiso con la socie­dad, su solidaridad y un gran amor por vos hi­cieron que buscaran un mundo más justo para recibirte.
 
Anímate a buscarme. Seguro hay muchas preguntas que aletean en tu interior y que juntos podemos responderlas. Mi deseo más grande es poder abrazarte y descubrir juntos el amor que unió a tus padres, Silvina y Da­niel... y que vive en vos y en mí.
 
Este año cumplo 80 años y quiero festejarlos con vos brindando por nuestro reencuentro. Hasta encontrarte, te espero y te pienso.
 
Tu abuela Sonia.
 
 
Agreganos como amigo a Facebook
24-09-2016 / 19:09
24-09-2016 / 19:09
24-09-2016 / 09:09
Mauricio Macri publicó ayer en su cuenta de Twitter imágenes del supuesto viaje en un colectivo de línea que compartió con "vecinos" de Pilar. Sin embargo, hoy comenzaron a circular algunas fotos que sugieren que el viaje se trató, en realidad, de una especie de puesta en escena.
 
Obviamente, los usuarios de Twitter no dejaron pasar estos detalles y arremetieron contra el Presidente, con críticas y burlas. ¿Fue todo una farsa? De ser así, estaríamos frente a un nuevo bochorno en la comunicación presidencial. ¿Le sirven a Macri las fotos "espontáneas"? o la "gente no come vidrio". Por lo pronto, no hubo declaraciones oficiales al respecto.
 
La difusión de la sucesión de fotos "casuales" de Macri en la última semana disparó el interrogante de hasta qué punto le sirven al presidente estas imágenes presuntamente espontáneas y en situaciones íntimas -como el beso a su esposa en el plenario de la ONU- o desacartonadas como las del viaje en colectivo en Pilar o su chic paseo en bici por el Central Park.
 
El Macri desestructurado es parte esencial de la comunicación "new age" que el Presidente y su equipo copió de Barack Obama, que suele difundir momentos de distensión en medio de sus jornadas laborales en la Casa Blanca o mezclado en situación de "gente común", comiendo un pancho en un partido de la NBA. Una idea que, en realidad, Obama aggiornó del difunto John F. Kennedy, que marcó para siempre la imagen del presidente glamoroso y humano, con sus fotos en velero con Jackie, o con sus hijos jugado entre sus piernas en el salón oval.
 
Entusiasmado con esa línea, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, armó para este jueves un "viaje" en colectivo de 12 cuadras con el Presidente, para explicarles a un grupo de "vecinos" el alcance del plan de obras viales del Gobierno. Los vecinos sabían que iba a ir Dietrich y que no sería un viaje común y corriente como luego intentó comunicar el Ejecutivo a través del Facebook del presidente. 
 
Las fotos que se difundieron luego en las redes sociales motivaron el debate sobre si el viaje en el 520 fue armado, puesto que no sólo aparecían los mismos pasajeros parados y luego sentados en otra toma junto a Macri, sino que podía advertirse que el colectivo no sólo no estaba en movimiento sino que estaba rodeado por una fuerte custodia y hasta con autos atravesando el camino rural que supuestamente transitaba. 
 
El esfuerzo de la propaganda oficial macrista por "humanizar" la figura del Presidente, que es visto como que "solo gobierna para los ricos", terminó en otro papelón. El supuesto viaje en un colectivo con gente común, por Pilar, difundido por la Casa Rosada, resultó un insólito montaje con pasajeros seleccionados, todo rodeado por guardaespaldas. Un colectivo imaginario.
 
La Opinión Popular

23-09-2016 / 10:09
El histórico blooper de Mauricio Macri con la premier británica Theresa May en su debut ante la ONU no hizo más que mostrar el peligro de pretender caerle bien de un día para el otro a todo el mundo en medio de una crisis del capitalismo global que puso a la defensiva hasta a las sociedades más tradicionalmente abiertas y cosmopolitas y que arrimó peligrosamente al poder a figuras hasta hace poco marginales, como Donald Trump o Marine Le Pen.
 
Lo advierten desde hace un par de meses los industriales que votaron entusiasmados a Cambiemos para dar vuelta la página del kirchnerismo pero que jamás creyeron que una de sus primeras decisiones sería habilitar de un plumazo todos los permisos de importación que habían hecho los comerciantes y supermercadistas en la segunda mitad de 2015, en muchos casos por triplicado o cuadruplicado por si alguno salía y el resto quedaba en el camino.
 
Lo empezaron a notar también ahora los banqueros nacionales, cuyo malestar por haber quedado afuera del festival de endeudamiento en curso comenzó a ventilarse en contactos reservados con dirigentes de la oposición peronista.
 
Todavía discreta pero cada vez más decididamente, el empresariado criollo debate por estas horas si las concesiones que ofrece el Gobierno al capital trasnacional para que invierta en el país no son excesivas y no empiezan a arriesgar la porción de la torta que consideran propia.
 
Los diplomáticos de carrera, un universo que el kirchnerismo jamás logró penetrar, maceran a su vez agrios cuestionamientos a la política exterior de Susana Malcorra, la canciller que navega cómo puede el conflicto de intereses implícito en su misión defender los intereses del país ante potencias con poder para vetar su candidatura a convertirse en la primera mujer secretaria general de la ONU.

23-09-2016 / 10:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar